¿Por qué el radiador no sale agua al purgar?

Hola a todos,

Estoy haciendo el mantenimiento de mi sistema de calefacción y tengo un problema con el radiador. Al intentar purgarlo, no sale agua. He intentado varias veces, pero no logro que salga nada. ¿Alguien sabe qué puede estar pasando?

Gracias de antemano por su ayuda.

Consulta realizada por: Natalia Merino

Respuesta:

Hola Natalia,

Es posible que existan varias razones por las cuales el radiador no expulsa agua al purgar. A continuación, te mencionaré algunas posibles causas:

1. El radiador no está lleno de agua: Si el radiador no está lleno de agua, no podrás purgarlo adecuadamente. Para solucionar esto, asegúrate de que el sistema de calefacción esté lleno de agua y que el radiador en cuestión tenga suficiente agua.

2. La válvula de purga no funciona correctamente: Si la válvula de purga está obstruida o no funciona correctamente, no podrás purgar el radiador. Intenta limpiar la válvula con una herramienta adecuada o reemplázala si es necesario.

3. El radiador está obstruido: Si el radiador está obstruido por suciedad o aire, no podrás purgarlo. Intenta limpiar el radiador con agua a presión o aire comprimido, o llama a un profesional para que lo haga por ti.

4. La presión del sistema es demasiado baja: Si la presión del sistema es demasiado baja, no podrás purgar el radiador. Asegúrate de que la presión del sistema sea la adecuada, según las especificaciones del fabricante.

5. El purgador está roto: Si el purgador está roto o dañado, no podrás purgar el radiador. Reemplaza el purgador si es necesario.

Espero que esta información te sea útil para solucionar el problema con tu radiador. Si después de revisar estas posibles causas, el problema persiste, te recomiendo que consultes con un profesional para que lo revise de forma más detallada.

¡Suerte!

Los usuarios han encontrado útil este video

Otras consultas de usuarios relacionadas que te pueden ayudar:

¿Radiador purgado correctamente? Consejos.

Para purgar correctamente un radiador y asegurarse de que funcione óptimamente, es importante seguir algunos consejos:

1. Asegúrate de que el radiador esté frío antes de comenzar a purgarlo, ya que si está caliente, el agua puede salir disparada y causar quemaduras.

2. Cierra la llave de paso del radiador y abre la válvula de purga con una llave inglesa o una llave adecuada al modelo de la válvula.

3. Coloca un recipiente debajo de la válvula de purga para recoger el agua que salga.

4. Abre la válvula de purga con cuidado hasta que comience a salir agua y después ciérrala de nuevo. Repite este proceso hasta que deje de salir aire y sólo salga agua.

5. Una vez que el aire ha sido purgado, abre la llave de paso del radiador y comprueba que el agua circula correctamente.

Si después de purgar el radiador sigue sin salir agua, puede ser que exista algún otro problema en el sistema de calefacción que requiera de la atención de un profesional.

¿Radiador con aire? Solución fácil y rápida

Si te preguntas ¿Radiador con aire? Solución fácil y rápida, la respuesta es sí, existe una solución sencilla y rápida para este problema.

Lo primero que debes hacer es cerrar la llave de paso del radiador afectado. Luego, con ayuda de una llave inglesa y un recipiente, afloja el purgador del radiador, ubicado en la parte superior, hasta que empiece a salir aire.

Leer también:  ¿Por qué no sale agua del termo eléctrico?

Es importante tener en cuenta que el aire puede tardar unos minutos en salir por completo, por lo que se recomienda esperar hasta que el agua empiece a salir de manera constante y sin burbujas.

Una vez que el aire ha salido por completo, cierra el purgador y abre la llave de paso del radiador. Verifica que el radiador esté funcionando correctamente y que el agua circule de manera uniforme por todo el sistema de calefacción.

Recuerda que es importante mantener los radiadores libres de aire para garantizar un correcto funcionamiento del sistema de calefacción y evitar daños en el mismo.

¿Cómo purgar un radiador correctamente?

Para purgar un radiador correctamente, sigue estos pasos:

1. Apaga la calefacción: Asegúrate de que la calefacción esté apagada antes de empezar a purgar el radiador. Si no lo haces, el agua caliente podría salir del radiador y quemarte.

2. Localiza la válvula de purga: Busca la válvula de purga en el radiador. Por lo general, se encuentra en la parte superior del radiador y tiene un tornillo pequeño.

3. Prepara una toalla o un cubo: Antes de empezar a purgar el radiador, asegúrate de tener a mano una toalla o un cubo para recoger el agua que salga.

4. Abre la válvula de purga: Usa una llave inglesa o una llave Allen para abrir la válvula de purga. Gira el tornillo suavemente en sentido antihorario para abrirlo.

5. Escucha el sonido del aire: Deja que el aire salga del radiador hasta que escuches un silbido o un chasquido. Esto significa que todo el aire ha salido del radiador y solo queda agua.

Leer también:  ¿Cómo activar el modo eco en una caldera Junkers?

6. Cierra la válvula de purga: Una vez que hayas purgado el radiador, cierra la válvula de purga girando el tornillo en sentido horario. Asegúrate de no apretarlo demasiado.

7. Comprueba la presión del sistema: Después de purgar el radiador, comprueba la presión del sistema. Si la presión es baja, tendrás que volver a llenar el radiador con agua.

8. Enciende la calefacción: Enciende la calefacción y asegúrate de que el radiador esté caliente. Si el radiador sigue frío, es posible que tengas que purgarlo de nuevo o que haya un problema más grave que necesite una reparación profesional.

Con estos pasos, podrás purgar un radiador correctamente y asegurarte de que tu sistema de calefacción funcione de manera óptima.

¿Purgar radiador con calefacción encendida?

Para purgar un radiador con la calefacción encendida, es recomendable apagarla previamente y esperar a que el radiador se enfríe. De lo contrario, al abrir la válvula de purgado, el agua caliente que circula por el radiador podría salir disparada y causar quemaduras.

Una vez que el radiador esté frío, es necesario colocar un recipiente debajo de la válvula de purgado para recoger el agua que saldrá al abrir la válvula. A continuación, se debe abrir la válvula con una llave especial para purgar radiadores y esperar a que salga todo el aire del circuito.

Es importante tener en cuenta que purgar un radiador con la calefacción encendida no es recomendable, ya que el aire puede volver a entrar en el circuito y dificultar el correcto funcionamiento de la calefacción. Por lo tanto, es mejor apagar la calefacción, purgar los radiadores y luego encenderla de nuevo.

Comenta y colabora

¡Anímate a comentar! Siempre es bueno escuchar otras opiniones y puntos de vista diferentes, ya que a veces pueden surgir soluciones que no habíamos considerado antes. En el caso del radiador que no sale agua al purgar, quizás alguien tenga una experiencia similar y pueda compartir cómo lo solucionó. ¡Entre todos podemos encontrar la mejor solución!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.